25/5/10

Nélida, segunda parte




Hoy, 25 de mayo, Bicentenario argentino de la Revolución de Mayo (1810/2010), aquí la segunda parte del Apunte sobre Nélida de Miguel, una de las primeras legisladoras de la historia nacional…(link aquí (Nélida 1) de la primera parte)

Capítulo 2: ¿Donde estás?

Hacia tiempo que la CGT de José Espejo metía presión para que Eva Duarte integre la fórmula presidencial en la reelección de su marido, Juan Perón. Los sindicalistas estaban en todos los detalles y eran los mentores del denominado Cabildo Abierto del mes de septiembre de 1951. El escenario se armó en los mismos lugares que ahora son por los actos del Bicentenario de la Revolución de Mayo.
Ese día, Eva y la multitud presente sintieron emociones encontradas y desencontradas. Contra el reclamo popular, la Primera Dama terminaría desestimando la candidatura a vicepresidenta.
Nélida de Miguel, su fiel colaboradora, asegura que Eva no renunció. Que deseaba el cargo, solo que algunos sectores de las fuerzas armadas no iban tolerar una mujer de vice. Había que cuidar a Perón, porque ella, Eva, su esposa y compañera, estaba muy enferma. Nélida formó parte de sus cuidados sanitarios. Al morir Eva, su lealtad continuó. Así, Nélida se encargó durante toda jornada del velorio de limpiar la tapa de los vidrios del cajón. Comenzaba el trabajo de momificación del médico español Pedo Ara.
Nélida siguió con sus tareas en la Fundación. El gobierno no estaba en su mejor momento y el sector más represor de las fuerzas armadas aprovecho para dar la estocada. Para los enemigos, la vida no importaba nada. Los bombardeos de 16 de junio de 1955 dejaron centeneras de muertos. Nunca pasó ni volverá a pasar algo así en el mundo occidental. En esos tres meses que irrumpió la llamada Revolución Libertadora, el golpe sorprendió a Nélida en su flamante banca de diputada Congreso de la Nación. Comenzaba la casa. Pedro Aramburu era el amo y señor del odio hacia los peronistas. El cadáver de Eva Perón fue robado de su eterno reposo en la sede de la CGT. Nélida comenzó a formar parte de la Resistencia, junto a otros peronistas, como Enrique Oliva. Nélida no soportó más y se presentó ante el Servicio de Informaciones de Estado, comandado por el número uno de los que detestaban la figura de Eva, Carlos de Moore-Koenig.“Así que usted es la famosa Nélida de Miguel”, cuenta Nélida que la recibió ese militar al que le saltaban por todos los poros el odio hacia Evita.
Venían los meses en la cárcel en la provincia de Tucumán y los años duros.
El levantamiento de Juan José Valle despertó en Nélida todas las ilusiones. Los fusilados de 1956 sin proceso alguno se encargaron de apagarlas. Nélida resistía y aprovechaba para pegar fotitos de Perón y Eva en los vasos y tazas de las confiterías y bares de toda la Capital Federal.
Nada se sabia del cadáver. Nélida fue a hablar con el entonces secretario general de la CGT, Hugo Di Pietro. Pasaron los años, más tiempo. La cara del desprecio a los peronistas, Pedro Eugenio Aramburu, fue ejecutado en 1970. Fue el propio ex dictador quien confesó que desconocía donde estaba el cuerpo, que sólo ordenó darle sepultura cristiana. Nélida junto a otras mujeres pidió una audiencia a Roberto Levingston que estaba a cargo del Ejecutivo. 300 mujeres fueron a Plaza de Mayo. Nélida se armó un cartel enorme que decía “¿Dónde estas?”; abajo decía Centro Eva Perón, que en realidad no existía. Los gremios empapelaron toda la ciudad Capital y parte de la provincia de Buenos Aires. Nélida consiguió que Levingston se saque una foto con esa leyenda “¿Dónde estas?”. La mayoría de los diarios y revistas de la época la publicaron. Finalmente, el 3 de septiembre de 1971, los restos de Eva a Perón volvieron a la Argentina. Comenzaban los años de luchas y revanchas…(esta historia continuará)

5 comentarios:

MamaBeKer dijo...

Queremos saber mas Doc, no tenia ni idea de esa frase "¿Donde estas"?, un abrazo para usted

La candorosa dijo...

Gracias a sus "apuntes" nos vamos enterando de esta más que interesante trama de la realidad nacional!!

Pucha que da gusto que nos ilustre con sus relatos, señor!!

Abrazos!

Victor Zifredi dijo...

sos un loco Doc, de donde sacas a estos personajes. Igual te banco a morir jaja, como vos decis siempre. Abrazo grande

El Doc 9 dijo...

Gracias por los apuntes, aún no dejo de sorprenderme por los ecos y festejos el Bicentenario. La Verdad, CFK es una mujer con suerte. Tras el OScar, más el Bicentenario, ahora falta que el gran Diego Maradona le diga: "Presidenta, acá es la Copa del Mundo, désela a su pueblo" jaja, abrazo grande y los personajes Victor, caminando, hablando con la gente, "apuntando" uno los encuentra.

Pablo dijo...

Doc, cuando la terceera?, donde s el puede ve a esta mujer, las mil que tendra para contar¡¡ abrazo