15/12/07

La Tierra siempre permanecerá





Un sitio web -publicó un mapa de cómo será la Tierra en 250 millones de años, con
la distribución que tendrán los continentes en el futuro, en base a datos de la NASA. Dice que en ese tiempo estos se van a reposicionar hasta llegar a formar una sola masa. Y que el Océano Atlántico desaparecerá…no es la primera vez que se sostiene algo así. A penas terminó la Segunda Guerra Mundial, el escritor George Stewart fue un poco más allá. Desde su obra La Tierra Permanece, y desde la piel del protagonista, el geógrafo Isherwood Williams (Ish), relató una ciencia ficción de una posible muerte, y a la vez resurrección de la humanidad. ¿Cómo sería esa realidad si el protagonista del libro viviera en la Argentina? Imaginemos a un Ish trabajando como un ermitaño en la localidad de Bahía Blanca, sobrevive a la picadura de una serpiente que sin querer hace de él una especie de vacuna contra un virus que mata a casi toda la humanidad. Pero Ish no lo sabe. Días sin salir de su cabaña, más repuesto, sale y encuentra un diario, ejemplo Clarín que titula CADA VEZ MAS MUERTOS. Y más adelante, un aviso que dice: “El Gobierno nacional de Cristina Kirchner cesa en sus funciones y delega la competencia en las intendencias locales. Dios salve a los argentinos ¿Qué hacer ante esa situación?, Ish agarra un auto a buscar a su familia que vive por ejemplo en Mar del Plata; no hay nadie, la gente desapareció; algunos cadáveres están en el suelo. Los teléfonos no funcionan, pero sí sale agua de los grifos. La luz en la calle está. En días se apagara todo, y reinará la oscuridad. Ish tiene hambre, come en supermercados, sobras, como un necrofilico de la vieja sociedad, esa que desapareció. Un día, Ish, se queda dormido. Su cara, cubierta de hormigas. Cree que morirá pensando “serán las hormigas las dueñas de la Tierra”. Sin humanos, ya nadie combate a esa clase de hormiga. Pero al haber tantas hormigas, unas se comen a la otra. Ish observa. Algo parecido ocurre con las ratas y cucarachas, que se adueñan de todo lo comestible de las góndolas de los supermercados. Ish camina y anda en bicicleta, porque autos hay en cantidades, pero y las llaves?, y como cargar combustible?, y al enfermarse, Ish, que debe hacer? Los medicamentos perecen, el tiempo pasa.
De eso se trata este libro, situado en los Estados Unidos del 49, una obra al estilo 1984 de su homónimo George Orwell. Porque como diría el autor George Stewart , "los hombres van y vienen, pero la Tierra permanece"). Apuntalo, como dice Iarsang.

5 comentarios:

mariana dijo...

yo tambien ley ese libro, excelente. pero la nota no dice lo mismo, ojo. el calentamiento global nada tiene que ver con el virus que dice Stewart en su libro

Peter Sinclair dijo...

Por lo visto es inevitable que cada uno traslademos en la imaginación la acción de Stewart a nuestro ambiente más cercano. Es un libro que impacta, desde luego. Gracias por la mención.

¡saludos!

Aguilucho dijo...

Leí el libro hace años, y también me gustó mucho. impacta pensar en una nueva sociedad donde las monedas sólo sirven como puntas de flechas.

Nené dijo...

¡Alucinante!
Recuerdo algo que me impactó muchísimo de ese libro. La página decía
"el ruido es una invención del hombre" y yo ahí, leyendo las líneas, sentada, esperando el colectivo, en plena avenida, en pleno caos, bocina, frenada, murmullo, puteada, canción, taco, llave, puerta…

Victor dijo...

Gracias Doc, amigo, por recomendar este libro, usted me habia dicho hace tiempo, pero gracias otra vez